Sonidos en mi web

No a los sonidos en la webMe ha pasado en más de una oportunidad que mis clientes me solicitan incluir música en sus sitios, es por eso que decidí escribir este post para aclarar cuando es bueno o no hacerlo.

Me gustaría poner una canción de Ricardo Arjona en la web

El sonido en la web es un recurso digital muy interesante cuando está enmarcado dentro de un contexto que lo permita. Sin embargo cuando este es utilizado ‘porque sí’, puede causar más de una molestia en el usuario final.

El sonido como valor agregado.

El sonido cuando es bien utilizado dentro de un sitio web puede convertirse en un factor muy importante, ya que puede ambientar y complementar situaciónes donde la gráfica queda limitada. Un claro ejemplo de buen uso del sonido es el sitio oficial de Saw donde la interacción y la ambientación nos produce la sensación de vivir una parte de la película generando emociones y sentimientos. Otro ejemplo del mismo género es el sitio oficial de Hostel donde también nos encontramos con un juego emocional entre imágen y sonido que nos evoca directamente al tipo de película que es.

Por el contrario de las péliculas de gore nos encontramos con sitios web enfocados en los niños, como son Discovery Kids, Mundo Nick y Cartoon Network entre otros. Sitios mundialmente reconocidos gracias sus respectivos canales de televisión. En estos casos los sonidos utilizados tienen una funcion motivacional en la que involucran al infante ya sea mediante juegos interactivos o sonidos de navegación (botones, personajes, etc). Aquí los sonidos juegan un papel muy importante, ya que una web seria y plana muy difícilmente puede mantener la atención de un niño.

El sonido en la web como desastre digital

Quizás es un poco extremo el subtítulo, pero es esta la connotación que se le puede otorgar a aquellos sonidos y loops no deseados que comienzan a sonar cada vez que entramos a un sitio web o recargamos la página. Esta clase de sonidos, son los que hay que evitar si no son extremadamente necesarios o no otorgan un valor adicional, es decir, no utilizar sonidos por “bonitos” como he visto en muchos casos.

Pongo un ejemplo:

Son las 1:00 am., todo el mundo duerme en casa mientras yo navego por internet escuchando música en mi reproductor preferido y a un volumen moderado. Entonces por casualidad entro a un sitio con sonido, http://grupointelecto.cl/ por ejemplo. ¡Sorpresa!, comienza un loop endemoniado que despierta a todos.

Obviamente la respuesta inmediata será cerrar el sitio o hacer algo para dejar de oír ese sonido que además de ser incómodo, puede causarnos problemas.

El error más común es el de tratar de imponer música a los usuarios, música que para el dueño del sitio puede ser entretenida pero para el usuario final puede ser una tortura y más aún si esta no se puede detener de ninguna parte. Esa experiencia se convertirá en algo que no se volverá a repetir y difícilmente ese sitio será recomendado.

Conclusión

Hay sitios en que la música debe y tiene que estar presente, como puede ser un sitio promocional de un grupo musical o un sitio para niños, donde los sonidos cumplen la función de encantar al usuario. Sin embargo en otros casos, la música y los sonidos no son necesarios y más que aportar, generan molestias afectando la buena experiencia de usuario. Por tanto es primordial enfocarse en el objetivo inicial del proyecto, utilizar bien los recursos digitales y no engolosinarse con el hit del momento o el loop tecnológico.

¿Vende colchones?, entonces exhiba colchones no su música.

  • Chicoblog

    04/05/2008 - 8:46 am

    Responder

    Siii!!!!, Toda la razon!

    Siempre me pasa cuando navego con mi musica super tranquilo y empieza a sonar unacancion toda nada que ver cno lo que escuchas y te arruina el momento!!!

    Es desastroso ¬¬

    Buen post =)

    Saludos!

  • Tammy

    16/05/2008 - 4:51 pm

    Responder

    También estoy de acuerdo. Es un asco entrar a un sitio con una música de mal gusto… o simplemente “de un gusto x” que no tiene nada que ver con lo que ves, o peor aún que es desagradable, repetitiva, ruidosa.

    saludos a ti

  • Andrezor

    03/06/2009 - 12:55 pm

    Responder

    En general la música, el sonido incidental y toda la parafernalia de animaciones innecesarias las evito cuando diseño. Trato de usar ese tipo de recursos muy acotadamente y tengo que justificar muy bien su uso. Yo siempre busco entregar la información, como contenido, como principal motivación del por que mis usurios me visitan. Aunque sea diseñador evito hacerles perder el tiempo con chiches que no son lo importante, al menos para el contenido.

  • Criss

    03/08/2009 - 4:40 pm

    Responder

    que mejor título al artículo, felicitaciones, como explicarme a la gente adulta que los sonidos son innecesario en la mayoria de los sitios web..

    cariños
    criss

    • Daniel Gutiérrez

      03/08/2009 - 4:47 pm

      Responder

      Gracias Criss.

      Mi motivación de escribir este post, fue el tener que dejar de repetir siempre lo mismo a mis clientes que me pedian ‘musiquita’ sin fundamentos. Ahora solo les envío este link.

      Saludos.

  • Pablo

    10/06/2010 - 4:54 pm

    Responder

    Como diseñador qué difícil es explicar eso a los clientes de una forma amable, y sin parecer que uno los está tratando de tontos o sin sonar grosero, acerca de que ese concepto de la música es una muy mala idea…!

    • Daniel Gutiérrez

      10/06/2010 - 10:39 pm

      Responder

      Igual la clave es ayudarlos a entender que es por su bien y no por capricho personal. De cualquier modo a los clientes hay que guiarlos en todo lo posible y alertarlos cuando las cosas no las están haciendo bien.

      Saludos.

Deja tu comentario

Designed and developed by Daniel Gutiérrez. "Poderoseado" por WP - Algunos derechos reservados otros con CC - 2009 - Mi Html y Css son válidos ;)